48 horas
en Lisboa

#anossalisboa
#InspiraLiberdade

Tanto para ver, como para descubrir. Y 48 horas en Lisboa pasan en un santiamén. Te guiaremos por algunos de nuestros lugares favoritos de Lisboa: espacios verdes, miradores, ese tentempié especial o el mundialmente famoso pastel de Belém. Seguros de que no es posible comprimir toda nuestra Lisboa en solo 2 días, elegimos nuestros favoritos, aquellos que recomendaríamos a un amigo si viniera a la ciudad por primera vez.

Día 1
Dejando Inspira Liberdade
Jardín Botánico

Nada más refrescante que despertarse, disfrutar de un buen desayuno y salir a descubrir la naturaleza de la ciudad.

Empecemos por uno de los jardines más conocidos de la ciudad.

El Jardín Botánico de Lisboa, diseñado a mediados del siglo XIX, es desde 2010 considerado monumento nacional. Es un lugar encantador para encontrar la paz en medio del ajetreo y el bullicio de la ciudad. El paisaje cambia según la estación, ya sea verano o invierno, tu visita siempre será diferente.

¿Sabías que el Jardín cuenta con más de 1500 especies de todo el mundo? ¿Y unas 4 hectáreas de espacio verde?
Y todo ello en pleno centro de Lisboa.

Está abierto todos los días, por lo que es el lugar ideal para comenzar el día de la mejor manera, disfrutando de la brisa fresca de la mañana y relajándose con los sonidos de la naturaleza.

15 minutos a pie de Inspira Liberdade

Museu do Carmo

El Museo Arqueológico de Carmo, ubicado en las ruinas del propio Carmo, incluye piezas de valor histórico, arqueológico y artístico, como artefactos y obras que datan desde la prehistoria hasta la época contemporánea.

¿Sabías que el Convento do Carmo fue construido en 1389?

La expresión "Carmo y Trindade cayeron" -es algo que decimos cuando estamos haciendo tanto alboroto que debe ser por algo realmente importante- surgió tras el terremoto de 1755, cuando tanto esta iglesia como Trindade quedaron reducidas a escombros.

En el museo Carmo hay una biblioteca con libros raros, dos momias y sepulcros góticos, entre ellos el del rey Fernando I.

Está abierto todos los días, excepto los domingos, y es el lugar ideal para los amantes de un paseo histórico.

¿Quién sabe si hay un concierto a la luz de las velas durante su estancia? ¿O un espectáculo inmersivo?

Fin del día 1:
Veamos la puesta de sol en el Castillo.

Ubicado en la colina más alta de la ciudad, Castelo de São Jorge es el lugar perfecto para terminar el día.

Con una vista privilegiada y única sobre la ciudad y el río Tajo, es uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol (por lo que siempre se recomienda llegar con un poco de antelación).

¿Sabías que el Castillo de São Jorge es uno de los monumentos más antiguos de la ciudad, con los primeros muros que datan del siglo I a.C.?

Praça do Comércio

La Praça do Comércio es una de las más grandes de Europa y uno de los lugares favoritos de los visitantes de la ciudad. Todavía conocido como Terreiro do Paço por muchos.

Fue utilizado como residencia del rey D. Manuel I desde 1511, siendo posteriormente destruido por el terremoto de 1755.

¿Sabías que el Arco de Rua Augusta es uno de los principales símbolos de la reconstrucción de Lisboa tras el terremoto? ¿Y que todas sus esculturas representan personajes históricos portugueses?

Se recomienda subir a la parte superior del arco. Una vista de 360º, que le permite ver todo el centro de la ciudad y una vista impresionante del río Tajo.

Si lo visitas en época festiva, aquí encontrarás el árbol de Navidad y también es uno de los puntos de encuentro para ver los fuegos artificiales.

Dia 2
Vamos a Belém

MAAT

Belém es una mezcla de lo antiguo y lo nuevo. Convirtiéndose en uno de los barrios más buscados de Lisboa por turistas y locales, ya sea por los pasteles de Belém, los innumerables espacios junto al río o los circuitos de bicicleta/jogging.

Empezamos por el espacio museístico más reciente de la zona: el MAAT.

Ideal para amantes del Arte, la Arquitectura y la Tecnología que deseen emerger en una experiencia única, con obras de artistas nacionales e internacionales.

¿Sabías que el MAAT abrió en octubre de 2016? ¿Y que es uno de los museos más modernos de Lisboa?

Desde lo alto de la marquesina del museo, se tiene una amplia vista sobre el río Tajo y el otro lado. Es uno de los lugares imprescindibles para esa selfie instagrameable.

Está abierto todos los días excepto los martes.

Mosteiro dos Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos es un lugar clásico que no puede faltar en tu lista, ya que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿Sabías que el Monasterio fue construido a finales del siglo XV por el rey Manuel I, y que en 2016 alcanzó el millón de visitantes?

¿Sabías que tardó casi 1 siglo en construirse? ¿Y que una vez sirvió como orfanato?

Está abierto para visitas todos los días, excepto los lunes.

Pasteis de Belém

Belém es sinónimo de colas -la cola del Monasterio de los Jerónimos y la cola de los pastéis de Belém-, lo mejor es ir con calma y sin prisas.

¿Quién no ha oído hablar nunca de los Pastéis de Belém? Nadie - decimos.

Es un icono de Lisboa, y no por casualidad. Delicioso y crujiente, con una suave crema y espolvoreado con canela. Hmm.... Es realmente imposible resistirse.

¿Sabías que los Pastéis de Belém aparecieron a principios del siglo XIX?
¿Y que la “receta secreta” de los Pastéis de Belém surgió del Monasterio de los Jerónimos, a raíz de la revolución liberal, conservando hasta hoy los mismos ingredientes secretos?

Pruebe uno en el lugar y traiga una caja con usted.

Fin del día 2:
Por el rio

En Belém, saltarás entre el pueblo y la orilla del río. La Torre de Belém fue construida a principios del siglo XVI y es un símbolo importante de la ciudad de Lisboa, asociada con los descubrimientos portugueses.

Es el lugar ideal para descansar, escuchar a los artistas callejeros y ver el atardecer a la orilla del río. (otro buen lugar, como la parte superior del MAAT que mencionamos antes).

El paseo marítimo que bordea el río también es perfecto para pasear sin rumbo fijo y disfrutar de la calma y la serenidad del río.

¿Sabías que la Torre de Belém es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

Está abierto para visitas de martes a domingo.

Aquí están nuestras sugerencias para estas 48 horas en Lisboa. Si ya has visitado la ciudad y conoces todos estos rincones, y buscas algo diferente, pregúntanos, te haremos una guía a tu medida.

Volver a Inspira Liberdade

Un fin de semana ajetreado merece un poco de descanso. Date un capricho, tómate un tiempo y disfruta de un masaje en el hotel. Recupere su energía y disfrute de una última cena deliciosa antes de que finalice su escapada.

NUESTRA LISBOA

Vivir Lisboa es sumergirse en esta luz, en la rutina del barrio, es bailar, salir de fiesta, subir y bajar cerros, detenerse a contemplar el río o perderse en un jardín. Es comer un pastel de nata, beber una ginjinha, subir al arco de la Rua Augusta o buscar la mejor terraza para ver la puesta de sol.
Vivir Lisboa es llevarte un pedacito de la ciudad contigo en cada visita.

Elegante. Clásico. Encantador.
2023. Original. Enamorado. Vibrante.
Explora la ciudad con guías Inspira

OFERTAS

Gaste menos con nuestros descuentos exclusivos

DURANTE TODO EL AÑO

SOLO HASTA DOMINGO

40% desc.